Cómo arruinar una estrategia de comunicación de éxito en cinco pasos

Imaginemos que una agencia de comunicación se ha dedicado a desarrollar la estrategia digital de una compañía durante varios años. Pongamos que era una organización hasta entonces anclada en el pasado que necesitaba una modernización. La agencia creó redes sociales para la compañía por primera vez, desarrolló una web adaptada a los nuevos tiempos con una presentación atractiva y contenidos de interés, actualizada varias veces a la semana y trató de formar a los directivos en nuevas competencias digitales.

Pese a las reticencias de algunos de estos directivos, el trabajo comenzó a dar sus frutos y la organización comenzó a expandir su influencia no sólo por canales tradicionales sino también por las redes sociales, consiguiendo librarse no sin esfuerzo de su imagen de empresa desactualizada y lastrada en el tiempo.

Pero he aquí que llegaron las elecciones. Porque esta empresa era una organización de carácter empresarial formada por asociados que se inscribían de forma voluntaria y la junta directiva debía ser elegida democráticamente cada cuatro años. El nuevo presidente que salió elegido de estas elecciones, un joven cuyas ambiciones eran mucho mayores que su experiencia, tomó como primera medida romper con lo anterior, prescindiendo de la directiva anterior por completo y despidiendo a la agencia de comunicación que había convertido a la empresa en referente ante los medios de comunicación y que la había modernizado con una estrategia digital.

El trabajo comenzó a dar sus frutos y la organización comenzó a expandir su influencia no sólo por canales tradicionales sino también por las redes sociales

De este modo, las decisiones que tomó el nuevo presidente en cinco sencillos pasos arruinaron todo el trabajo realizado hasta el momento:

  1. Despidió a una agencia sin ningún motivo solo para romper con lo anterior y poder nombrar a gente “de su confianza”.
  2. La agencia que nombró para sustituir a la anterior no tenía ninguna experiencia en el sector ni preparación en estrategias digitales. Su única valía era la amistad personal con el nuevo presidente.
  3. La estrategia digital pasó a ser no secundaria sino terciaria en las prioridades de la nueva directiva.
  4. Encargaron a la nueva agencia la gestión de las redes sociales a la nueva agencia, sin preparación ni Community Managers en su seno. Lo primero que hicieron fue dejar de publicar de forma periódica, lanzando posts solo de forma episódica y sin ningún interés ni foco. Consiguieron en pocos meses el total abandono de estas redes sociales como un recurso de comunicación válido.
  5. La nueva agencia tampoco diseñó ninguna nueva estrategia de comunicación, rechazando la continuidad con el trabajo realizado pero sin proponer nada nuevo.

Es un caso real 

Esto que parece un caso extremo está basado en casos reales nada descabellados. Desafortunadamente, queda todavía mucho por hacer para concienciar a los directivos de todo tipo de empresas de confiar la estrategia de comunicación de sus empresas en manos expertas y especializadas. La amistad no es un valor ni tampoco lo es el amateurismo.

 

 

 

La comunicación es clave para la supervivencia de las start ups

Las startups cada vez buscan tener mayor protagonismo en nuestro entramado económico. Desde 2015, el número de start ups que son creadas en nuestro país no para de aumentar superando, según estimaciones oficiales, el 20% de crecimiento anual. Y estas start ups  son pymes nuevas con muchas ilusiones, buenas ideas y profesionales preparados para alumbrar nuevas iniciativas.

No obstante, por desgracia, muchas startups de nueva creación no tienen éxito en dar a conocer sus proyectos, no encuentran financiación y el eco suficiente en el sector al que se dirigen y fracasan poco después de iniciar su andadura. Muchas de estas pymes se preguntan por qué no lograron sobrevivir. Una de las principales razones está en la ausencia de una estrategia de comunicación: no contaron con una estrategia de comunicación que les ayudara a lograr el éxito.

La comunicación es fundamental para que una startup llegue a su audiencia potencial y a sus posibles financiadores. No basta con encomendarse a una lanzadora de start ups, tan de moda en la actualidad. La comunicación ha de ser planificada, ejecutada y desarrollada por profesionales paratener garantías de éxito .

Errores de muchas startups son querer llevar a cabo ellos mismos la comunicación sin tener formación para ello, encomendar la misma a personas que no están tampoco formadas, a amigos o conocidos que se ofrecen por poco dinero y ninguna preparación y no dar a la comunicación la importancia que realmente tiene. Porque no hay que olvidar que lo que no se comunica no existe y la comunicación es básica para posicionar a una marca y darla a conocer entre sus clientes potenciales.

Los envases con varias etiquetas son los preferidos por los consumidores

En el proceso de venta, el envase es tan importante como el producto que contiene. Y, según las conclusiones de un estudio internacional impulsado por la compañía Avery UK, los envases con múltiples etiquetas son los preferidos por los consumidores. Este tipo de envoltorios inspiran en el consumidor confianza, fidelidad a la marca e incrementan la percepción de calidad del producto que contienen.

Los investigadores también descubrieron que los envases con dedicatorias personales y mensajes de curiosidad, como “Sólo para ti” o “¿Qué hay dentro?” pueden aumentar la intención de compra hasta un 43%.  Y, en lo que respecta a los productos de venta directa, son los envases con colores brillantes y etiquetas grandes los que llaman más la atención.

Para llegar a dichos resultados, los investigadores de Avery UK, en colaboración con diversos psicólogos conductistas, realizaron varios experimentos online entre 1.108 consumidores adultos de Gran Bretaña. El objetivo era valorar y descubrir cómo las diferentes etiquetas de los envases pueden afectar al deseo de compra.

La persuasión de la venta

Isabel González, experta en Neuromarketing y cofundadora de la nueva agencia de comunicación y marketing En Letras Grandes, explica así el impacto de las múltiples etiquetas en el consumidor: “Cuando un consumidor consulta el envase de un producto busca claridad en la información y que se detallen los datos al máximo posible. Por eso, confía en aquellos envases que muestran varias etiquetas al interpretar este hecho psicológicamente como un rasgo de honradez y transparencia por parte de la marca”.  “No podemos olvidar que, cuando una persona adquiere un producto, vive una experiencia que puede ser más positiva cuando percibe que la marca es de confianza y decide fidelizarse a ella”, añade. 

Precisamente, González abordará la persuasión de los envases el próximo 7 de noviembre  en una de las conferencias del Salón Empack Madrid 2017.  En su charla, González abordará cómo textos y formas de los envases actúan como mensajes subconscientes capaces de atraer o disgustar al cliente potencial.